EL SALVADOR ES DE TODOS

EL SALVADOR ES DE TODOS

30/4/12

ANGLICISMO, GALICISMO Y BARBARISMO

ANGLICISMO, GALICISMO Y BARBARISMO
Jaime Vejarano Varona

Con cierta y clara intención
y en un estilo jocoso
-del que les pido perdón
si resultare engorroso-
voy a intentar una glosa
del mejor nacionalismo,
en una forma prudente
cual quien no quiere la cosa
contra el tal extranjerismo.

En estas frases rimadas,
-si me prestan su atención-
notarán que colocadas
entre otros varios asuntos
quedaron bien ubicadas
las íes bajo los puntos.

Aquí a las carnes sudadas
denominamos bistec
y hablando sin patriotismo
a la papilla, puré.
Excusen mi pesimismo
pero en esto hay ¡yo qué se!
una tan gran mezcolanza
en nuestro nuevo lenguaje
que, aunque parezca chanza,
ni en la Torre de Babel
se viera tanto tropel
de palabras rebuscadas
y de frases saturadas
con términos extranjeros,
que hoy parece nuestro idioma
lenguaje de pordioseros;
un horrible punto y coma
y el más espantoso injerto
que hicieran filibusteros
para hablarlo en un desierto.

Pues que el si ahora es yes
y el adiós un simple chao,
que si algo resulta bien
debemos decir okay.
Ya no es madre la mamá
que la llaman solo mami
y para hablarle al papá
deberá decirse papi.

Hoy el armario es un closer
la lámpara es un quinqué;
el corredor es un hall
la despensa es un buffé
y nuestro saco, chaqué.

La alacena es un seibó,
una gira es la tourné;
la cama en que usted durmió
ya no es cama, es el sommier
La comida es el menú,
el ropero es el vestier,
un recuerdo es souvenir,
la lotería es un bingo
y es el domingo week end.

Y así, con acento gringo
y uno que otro barbarismo,
vamos todos maltratando
con un bestial snobismo,
mientras estamos hablando,
el idioma que Cervantes
nos dejara puro, antes
de los hippies, los ye-yes.

¡AUNQUE LADREN, CABALGARÉ SOBRE LAS PALABRAS!

Español Correcto

¡AUNQUE LADREN, CABALGARÉ SOBRE LAS PALABRAS!
Por Jairo Cala Otero

Periodista autónomo - Cultor del español

Pienso en la emoción que, hasta en sus entrañas, debió de sentir Miguel de Cervantes Saavedra cuando escribió el «Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha», y un airecillo emotivo recorre todo mi ser. Seguramente fueron jornadas pletóricas de emociones chispeantes; de encuentros con lo real y lo imaginario, llenos de placidez desbordante. Todo eso, y cuanto más se quiera, se siente cuando a ellas, las benditas palabras, se las cita para una empresa tan crucial como comunicar lo que se siente.

Hace un par de lustros no osaba escribir en primera persona. Hoy lo hago adrede. Porque es tiempo de hacer manifiesto el pensamiento íntimo, de decir lo que siento frente al maravilloso mundo de las letras; esculpir en oraciones gramaticales los laberintos emocionantes que tantos seres humanos no se atreven a explorar, por miedo quizás; o por desdén declarado frente al poder de las palabras. O es probable que, precisamente, por saber que ellas tienen magia y dominio, la gente que se automargina de su mundo sienta temor de enfrentárseles.

No es mi caso, por fortuna. Al contrario, he aprendido a conocerlas en su «intimidad». Puedo decir que son mis amantes, no me avergüenzo de confesarlo. Porque se dejan amar de manera grácil, muy distinto a como lo insinúan sus émulas de carne y hueso. Se llega a ser capaz de amarlas con ardentía y sin límites.

Porque las palabras, distinto a lo que millares de humanos creen, son cosas vivas. Tanta vitalidad poseen, que sin ellas ningún ser humano podría expresar lo que siente en lo recóndito de su insondable vida. Es merced a su encanto, a su magia, a su tersura oblonga al aparejarse entre sí para comunicar lo que el hombre siente que nuestro mundo exterior cobra algún sentido. A medida que ellas cooperan, en virtud del ardoroso amor que llegan a inspirar, no solamente se las conoce mejor sino que se entregan mayormente para facilitar todo eso que antes era imposible poner en un papel, para expresar un sentimiento particular.

¡Qué ingenio el de los fenicios! Ellos, engendradores de las palabras en una organización perfecta que bautizaron como alfabeto, perpetuaron su propia historia; lo hicieron para gloria inequívoca de los humanos, que ni mediana idea tenían por entonces de que con ellas, las benditas palabras, se podrían comunicar y entender con sus semejantes. Bendita la memoria de los fenicios, la de don Miguel de Cervantes Saavedra y la de otros no menos ilustres hispanos que les dieron lustre y señorío a ese poder.

Hoy nos topamos cara a cara con un fenómeno lastimero. A ellas, que han glorificado la presencia de los humanos sobre este planeta, se las está envileciendo. Una tempestad de pésimas costumbres las aturde, las sacude, las agita; pareciera haber intención de sepultarlas. Están zaheridas, fatigadas, mustias, marchitas, ofendidas, laceradas... Las adorables y nunca bien ponderadas y útiles palabras son blanco diario de pérfidos ataques. Quienes se han valido de ellas para hacerse entender, para expresar lo que sienten, para pedir lo que desean, para amar, odiar, ofender, perdonar, en fin, para vivir bajo la emancipación que ellas conceden en silencio las han traicionado. Las han conducido por campos sembrados de abrojos, y ellas han sufrido heridas de mil maneras.

Las palabras, mis adoradas amigas y servidoras fieles, tienen también su calvario: el del ostracismo cultural al que han sido empujadas por quienes no se han tomado el cuidado de auscultarlas, conocerlas y enamorarlas. A diario reciben golpes bajos, y heridas de muerte. Chicos, mujeres, ancianos y señores han embadurnado con hollín el esplendor de las palabras. Esa es la razón por la que ellas lucen mal y huelen putrefactas en muchos momentos de la vida diaria.

Mientras pienso en la gloria que conquistó ese español que sufriera mil vicisitudes terrenas -incluida la prisión-, antes de coronarse con los laureles que ellas otorgan a quienes las tratan bien, no puedo menos que rendir este sentido homenaje al idioma del que forman parte.

El español, cuyo día clásico (23 de abril) rememora el fallecimiento del gran vate, dramaturgo y prosista de Alcalá de Henares, don Miguel de Cervantes Saavedra, no puede morir. No va a morir nunca mientras miles de sus escuderos, como me precio de serlo, redoblemos esfuerzos para frenar la barbarie que se ejecuta contra tan magnánima belleza de la comunicación humana: las palabras.

A todos los «Sanchos» del mundo contemporáneo mi convocatoria: «ármense» de interés –solamente de interés- para rescatar de la degradación y la ignominia el más bello de los idiomas con que el Gran Hacedor del Universo nos premiara a los colombianos.

¡Aunque unos pocos ladren, seguiré cabalgando sobre el lomo de las benditas palabras!



12/4/12

PASSION ON CANVAS- MARIA TERESA AZUCENA


Passion on Canvas

Nimmond Lockhart
nimmond@southdademonitor.com

House warming guests from across Miami gathered for an art exhibition earlier this month at the home-based art studio of Artist Maria Teresa de Azucena. Her outdoor gallery was filled with a variety of paintings submitted by a host of artists. The assortment included pastels, charcoal, acrylic, and oil painting. The most amazing and recognizable feature that stood out was the fact that none of these young Rembrandts stood taller than 5 feet or were older than 12 years of age. What also stood out was the personality and passion captured on the canvass by each individual artist with the smooth strokes of their paint brushes.

Artist Maria Teresa de Azucena was the gallery’s hostess. An artist and educator practically all her life, Teresa de Azucena picked up her first paint brush as a little girl back home in El Salvador. As the daughter of Bohemian parents, Teresa de Azucena went on to discover her talents in other forms of art such as music and poetry. Obtaining a Bachelor Degree in Education allowed Azucena to successfully run a pre-school in El Salvador.

Her move to Florida did not deter her from her passion and vision. After art training under the tutelage of several great artists, Azucena finally discovered her expressive style of painting and began to showcase her paintings in national and international exhibits.

Teresa de Azucena’s vision of spreading the painting wealth has embraced kids as young as 6 to as old as 82 and all taught from her home-based studio.

Teaching kids and adults how to draw and paint is certainly what Teresa de Azucena was inspired to do. She didn’t expect it to grow into what it has become.

“I felt that there was a need for kids and certain adults to express themselves,” explained Azucena, “particularly kids that were scared and emotionally hampered by domestic woes or peer pressure exhorted through the common form of bullying.”

Teresa de Azucena has been conducting kids’ art classes at her home for about 5 years. As of 2 years ago, she began to show off the talents of her students in home-based exhibitions.

“Teaching is so satisfying because you can see how students improve day by day,” said Teresa de Azucena. “How they enjoy it is also good spiritual and physical therapy. They learn to control themselves, be patient, improve their imagination and be free.”

“I can feel how they thirst for direction and the ability to create a beautiful painting from a white canvas. That makes me feel very happy,” expressed Azucena.

Another thing that excites Teresa de Azucena is her students’ desire to help others. One of my 9 year old students, Sophia Miller, sold some of her paintings to help her autistic cousin,” said Azucena.” If you learn the art of giving that early in life, you will become a great human being in the future.”

The students are only an extension of Teresa de Azucena, who donates paintings to organizations who are in need, such as the Children’s Cancer Foundation, Friends of Orphans, Salvadoran Humanitarian Foundation (SAHF), and Alianza Salvadorian En Miami.

“Being an artist is one of the best therapies, you can fill your soul with. It is satisfying! It is a true blessing,” Teresa de Azucena surmised!

http://www.southdademonitor.com/index.php?option=com_content&view=article&id=905:passion-on-canvas&catid=28:healthlifestyle&Itemid=27

11/4/12

IKARUS DICE PRESENTE- LAZOS DE HERMANDAD


video

EXHIBICION FLORES Y ESPINAS- Ahtzic SILIS

Buen día,

Tengo la alegría de invitarlos a la inauguración de la exposición de mi obra Flores y Espinas, proyecto en el que participan igualmente amigos artistas de El Salvador, Francia, Perú, Bielorrusia, México, Cuba, Colombia, España, Alemania, Holanda, Chile, Macedonia, República Dominicana, Guatemala,...

Inauguración el jueves 19 de abril a partir de las 7:00 p.m.

Exposicion del 19 abril al 17 de junio del 2012

MARTE, Museo de Arte de El Salvador
Final Av. La Revolución, Colonia San Benito
Tel: (503) 2243 6099 / Fax: (503) 2243 1726
El Salvador, C.A
más información: http://www.marte.org.sv/index.php/en/exhibitions/temporary-exhibitions/145-flores-espinas.html

Ahtzic SILIS

sculpteur/graphiste
http://www.ahtzic.com/
Galerie/Atelier
6 rue Mazard
69002 Lyon
France
tel: +33 (0)4 78 62 70 82
mobile: +33 (0)6 66 52 77 57
ahtzic@free.fr