EL SALVADOR ES DE TODOS

EL SALVADOR ES DE TODOS

17/2/08

HOMELESS



Lorenzo Parro presenta HOMELESS.

Personajes reales en un cuento de Ficción.

Domingo 24 de Febrero, 2008

Iglesia Luterana la Epifanía de Hempstead
35 Fulton Avenue Hempstead, New York 11550
Hora: 2:00 PM

Auspiciada por el Consulado General de España en New York y
La Iglesia Luterana.

Para más información, por favor llamar al (516)578-2407 o al (516)833-5011 o a la oficina de la Iglesia al (516)481-9344


Lorenzo Parro vino desde su ciudad natal Bilbao persiguiendo su sueño, como tantos otros jóvenes latinos. Pero una mala jugada le llevo a las frías calles de New York.

P. Que se siente al quedarse en la calle sin nadie que te pueda amparar en un país que no es el tuyo?

R. Creo que la diferencia de idioma o de país es indiferente, quedarse en la calle es duro en cualquier sitio. Lo verdaderamente duro es perder la esperanza y quedarse atrapado en un callejón sin salida.

P. Parece que ese no fue tu caso…

R. Yo crecí cerca las vías del tren y eso me enseñó que las cosas siempre son de ida y vuelta, que la tristeza y la alegría siempre viajan en el mismo tren.

P. Te queda esperanza?

R. Sin esperanza no hay nada, solo locura y soledad.

P. Pero u obra trata de eso, de soledad y gente sin esperanza.

R. En realidad habla de gente de carne y hueso, de gente se queda en la calle, por una mala elección o por una mala racha. Pero también de gente normal que no pudo pagar sus deudas a tiempo o no pudo pagar una operación médica…el sistema social en este país es mas duro que en otros sitios y eso se nota. Tener un seguro medico es muy difícil por no decir imposible para mucha gente de escala social media baja.
Mis personajes son personas reales en un cuento de ficción

Homeless seres invisibles que un día tuvieron pasado, pero que la suerte los abandonó y a los que se niega el futuro.
La historia de los Corazones Rotos que habitan la ciudad de New York.

Elenco: Juan Carlos Parro, Maria Fajardo, Gerardo Gudiño y Miguel Rosales además del propio Lorenzo Parro.




No hay comentarios: