EL SALVADOR ES DE TODOS

EL SALVADOR ES DE TODOS

8/10/10

"LA LEYENDA DEL DORADO"

ESTE DOMINGO 10 DE OCTUBRE COLOMBIA DEFENDERA TITULO DEL DESFILE DE LA HISPANIDAD CON "LA LEYENDA DEL DORADO"


New York, 8 de octubre. El Cónsul General de Colombia en Nueva York Francisco Noguera-Rocha invita a la comunidad a acompañar a la delegación que este domingo 10 de octubre a las 12 del día defenderá el titulo del Desfile de la Hispanidad con una colorida representación de “La Leyenda del Dorado”.

Noguera-Rocha anticipo que al desfile encabezado por el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, asistirá como invitado especial el Senador Juan Lozano, quien acompañara a los 120 bailarines que desfilaran por la quinta avenida de Manhattan a nombre de Colombia, frente a más de 2 millones de personas.

El mito Muisca de “La Leyenda del Dorado” será representado por el Ballet Folclórico Estampas Negras, grupo fundado en Nueva York hace 20 años por Enrique Alvarado; a esta comparsa le seguirá el grupo folclórico Tambores Latinos dirigido por Elver López y quien hará una presentación simultanea de porros, cumbias, gaitas, mapale, ciempiés y bambucos fiesteros; ritmos propios de las costas Caribe y Pacifico y de la Región Andina.

La colorida Chiva Colombiana (nombre con el que se le conoce al bus típico de transporte rural) hará también su aparición con una delegación del Consulado que se encargara de repartir entre los asistentes la marca Colombia estampada en corazones de la campaña “Colombia es Pasión”.

Así mismo las artistas colombianas Steffany Garay y Liliam y Tiffany Uribe, serán las encargadas de abrir la representación colombiana con el tricolor nacional.

El desfile colombiano comenzara en la calle 44 con quinta avenida y terminara en la calle 72 después de hacer la presentación oficial ante el jurado calificador encabezado por ejecutivos de Macy’s y del periódico Daily News.

EL Origen de la leyenda de “El Dorado”

El mito empezó en el año 1530 en los Andes, en el Altiplano Cundiboyacense Colombiano, en ese lugar el conquistador Gonzalo Jiménez de Quesada tuvo su primer encuentro con la tribu indígena muisca.

La historia de los rituales musicas fue llevada a Quito por los hombres de Sebastián de Belalcázar y mezclada con otros rumores, se formó allí la leyenda de El dorado, «el hombre dorado», «el indio dorado», «el rey dorado». Imaginado como un lugar, un reino, un imperio, la ciudad de un rey legendario que poseía inmensos e incalculables tesoros.

En busca de este reino legendario, Francisco de Orellana y Gonzalo Pizarro partieron de Lima en 1541 hacia el Amazonas en una de las más fatídicas y famosas expediciones para encontrar el famoso tesoro de “El Dorado”.

Ceremonia del indio dorado

La narración original se encuentra en la crónica, El Carnero, de Juan Rodríguez Freyle. Según Freyle, el cacique sacerdote de los muiscas era cubierto en polvo de oro en un ritual religioso realizado en el centro de la laguna de Guatavita, ubicada cerca de lo que es hoy la capital de Colombia, Bogotá.

En 1636 Juan Rodríguez Freyle escribió una carta, dirigida a su amigo Don Juan, el cacique o gobernante de Guatavita:

«...En aquella laguna de Guatavita se hacía una gran balsa de juncos, y aderezábanla lo más vistoso que podían… A este tiempo estaba toda la laguna coronada de indios y encendida por toda la circunferencia, los indios e indias todos coronados de oro, plumas y chagualas… Desnudaban al heredero (...) y lo untaban con una liga pegajosa, y rociaban todo con oro en polvo, de manera que iba todo cubierto de ese metal. Metíanlo en la balsa, en la cual iba parado, y a los pies le ponían un gran montón de oro y esmeraldas para que ofreciese a su dios. Entraban con él en la barca cuatro caciques, los más principales, aderezados de plumería, coronas, brazaletes, chagualas y orejeras de oro, y también desnudos… Hacía el indio dorado su ofrecimiento echando todo el oro y esmeraldas que llevaba a los pies en medio de la laguna, seguíanse luego los demás caciques que le acompañaban. Concluida la ceremonia batían las banderas... Y partiendo la balsa a la tierra comenzaban la grita... Con coros de bailes y danzas a su modo. Con la cual ceremonia quedaba reconocido el nuevo electo por señor y príncipe».

No hay comentarios: